¡REBELIÓN!

     España tiene una larga historia. Con más luces que sombras, y si hay una virtud, que se ha mantenido siempre, a través de milenios, es el valor del pueblo español y, aunque, no en todos los casos, acompañado por el coraje, de nuestros dirigentes. La Reconquista, durante muchos siglos, fue un lienzo vivo de luchas, donde nuestras tropas, eran conducidas, por auténticos héroes. En las Navas de Tolosa, participan activamente caballeros, Órdenes Militares, armadas con la Cruz y la espada, y los mismos reyes. En la  batalla, cae el Maestre de la orden de Santiago. El mismo Pedro II de Aragón y Conde de Barcelona, se libra de morir en esta contienda, pero caerá, un año después, en 1213, cerca de Toulouse, en la batalla de Muret.  Cien años antes, en la batalla de Uclés, caería un chaval que, por su juventud, aún no sabía montar a caballo, Sancho Alfónsez, único hijo y heredero de Alfonso VI rey de Castilla y León. Los Tercios de Flandes y una conquista de todo un continente, son pruebas repetidas, de orgullo y valor.

     Los días que vivimos, pasarán sin duda, a la historia. Resulta que hace casi medio siglo, se hizo una transición, y se diseñó una España de las Autonomías. Los diferentes Gobiernos Centrales, con mayorías y minorías, de derechas o izquierdas, que han gobernado siempre, desde entonces, este país, han permitido la división, por el crimen en unos casos, y por la enseñanza manipulada del odio, al resto de España, que el cáncer, no solo se instale en algunas Autonomías, sino que se extienda al resto de la nación.

     Hoy tenemos un conglomerado de partidos: Podemos, que predica la división y el País de Países, otro, el PSOE, maniobrando siempre, con su Nación de Naciones, y un Partido Popular, primero con mayoría absoluta, y ahora no, en la inacción, cobardeando, y a remolque de acontecimientos, siempre previsibles, que atacan directamente a la unidad de España, y traerán consecuencias, casi inmediatas, de miseria a toda la población.

     Y ya, ayer, se proclamó la República Catalana. Y después, como siempre, se rescata del polvo un artículo 155, suficientemente podado, para no molestar mucho. Y son tan imbéciles, que convocan unas elecciones para mañana. Estamos ya en campaña electoral. Con más de 17.000 moços armados, al que le han quitado, el moço mayor Trapero. Con un Gobierno de la República, hoy ya destituído, pero con todo el poder de 38 años de adoctrinamiento. Y no se atreven, a tocar una excrecencia apestosa, como es TV3, con más de 2.600 empleados, maestros todos, en difundir la falsedad y la mentira.

     Cuando Alfonso VIII prepara la batalla de Las Navas de Tolosa, tiene a su derecha, al gigantesco rey Sancho VII de Navarra, con su vanguardia de navarros, los caballeros de Ávila, las milicias urbanas castellanas… A su izquierda, la vanguardia de Aragón, con los caballeros de Tarragona, Cervera, Cardona Ampurias, los obispos de Aragón y Berenguer de Palou de Barcelona… Y en el centro, los caballeros ultramontanos, las órdenes militares del Temple, Santiago, Hospital y Calatrava… Solo gran parte de los ultramontanos, abandonaron antes de la batalla… Y las tropas cristianas, se impusieron a las moras, que les doblaban en número…

      Hoy, miro con enorme preocupación, a Cataluña: De una parte, una tropa aguerrida, cebada con dinero público, durante 38 años, con unos fines claros y precisos, a los que nunca han renunciado. Calculo que en número no llegarán a los dos millones de habitantes. De otro lado, cinco millones, gente de buena fe, trabajadores en una democracia que, en su fuero interno, creían que la misma, se mantenía por sus mismos Gobiernos. La Ley, y su cumplimiento obligatorio, es trabajo del Gobierno. La defensa de los derechos y libertades del Ciudadano, es obligación del Gobierno. Y para llevar a cabo estas obligaciones, el Gobierno, no tiene ninguna necesidad de compañía. Incluso el artículo 155, no pide añadidos, en un Senado dominado por el Partido Popular. Pero qué confianza, me puede merecer un Ministro de Educación, que miente, manifestando que no hay un problema de adoctrinamiento, de la enseñanza de Cataluña. Qué confianza en un Presidente, que nunca se adelanta, para evitar problemas, anunciados y seguros. España no se merece, que su Gobierno, juegue a la ruleta rusa, y menos, poniendo tantas balas en el tambor. No recuerdo haber tenido nunca, miedo personal, pero hoy me domina la zozobra y me preocupan, tantos catalanes de bien, desprotegidos.

¡Viva Cataluña! ¡Y viva España! Unidas.

Antonio Olmedo Manzanares.

28 de Octubre de 2017.

 

 

 

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: