Del desván de mi memoria. (El Plan E) Y otros Planes.

     Aunque algunos medios, cifraron en 50.000 millones, el costo del Plan E, lo que está totalmente acreditado por el Tribunal de Cuentas, son los 7.860 millones de la primera fase, en 2009, y los 4.250 millones de la segunda. En todas las obras, por muy pequeñas que fueran, había que colocar un enorme cartel, cuyo costo, en más de un centenar de casos, superaba al de la propia obra.

     El Tribunal de Cuentas afirmaba que el 81 % de los Ayuntamientos, abordaron las obras, sin un estudio previo de su necesidad.  El Tribunal de Cuentas, dijo que cada empleo del Plan, supuso 13.000 euros al mes, en obras innecesarias.

     Calles recónditas, solitarias, bellísimas; plazoletas recoletas de Cádiz o Córdoba, me impactaron, con el insulto sobre ellas, del Cartel famoso.

     La consecuencia del disparate, engendrado por don José Luís Rodríguez Zapatero y llevado a cabo, por su Vice-Presidente don Manuel Chaves, produjo un incremento y crisis de la deuda española, a partir del 2010, logrando, en poco tiempo, doblar la  dejada por Aznar, superando los 700.000 millones.

     ¡Por favor, todo cuesta, todo nos cuesta, a los agobiados ciudadanos!. Somos tan simples, que solo demandamos honestidad, en el ejercicio del poder.

… ¿El dinero público no es de nadie…?. Hasta los fuegos artificiales de una fiesta, los pagamos nosotros.

Y hoy, 30 de nopviembre de 2022, cerramos el mes, no con un PLAN E, sino con multitud de Planes, que riegan dinero a espuertas, en todo y por todos los medios, mientras acecha la pobreza, a la mitad de la población española: Sellos de Correos con el Centenario del Partido Comunista,  décimos de Lotería con la propaganda del Ministerio de Igualdad, la fabricación de nuevos carteles de precaución, para la conducción en zonas escolares, sustituyendo la silueta del niño que tira de niña por la niña que tira de niño. Al menos, los podrían haber emparejado.

Como vemos, medidas totalmente necesarias, para tirar nuestro dinero, por mor y capricho, de algunas mentes enfermas.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: