FUERTEVENTURA en peligro.

La noticia del día 3, con el semáforo que, para cada una de las islas, coloca la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, sitúa a todos los canarios en un nivel 1 de riesgo, menos Fuerteventura que, a partir de las 0 horas del lunes día 6, entrará en nivel 3 Riesgo Alto. Otro golpe al turismo.

Uno que conoce perfectamente toda y cada una de las islas, no puede por menos, que extrañarse del hecho. Fuerteventura por su orografía, su extensión, su baja población con respecto a ésta, y diseminada, salvo la capital Puerto del Rosario, con un tercio de toda la población, es la menos indicada para que entre una epidemia y se extienda. Dos puertas de entrada, aérea y marítima, con un normal control, son las únicas posibilidades, para que el Covid-19 venga y difícil, que se propague.

En la prensa del pasado domingo, 28 de noviembre, se relata, algo inaudito e increíble que ocurrió en solo dos días y que transcribo, resumido, literalmente: Cuatro desaparecidos y cuatro muertos en «aguas canarias». Ya el titular choca, cuando enfrente de Fuerteventura, van a comenzar las prospecciones de Marruecos, etc… La Guardamar Polimnia regresó a Arguineguín a la 1,05 de la madrugada, tras haber rescatado a 46 varones, a 277 kilómetros de la isla y avistó otra patera con otros 41 migrantes magrebíes a unos 130 kilómetros al sur de Gran Canaria y, al aproximarse, la patera volcó, muriendo dos personas y desapareciendo otras cuatro. Salvamento Marítimo envió el helicóptero de rescate Helimer 204, al avión Sasemar 102, a la Salvamar Macondo -su buque más rápido en Canarias y otro buque que estaba en las cercanías. La Salvamar Mizar rescató al día siguiente a otras dos personas fallecidas que viajaban en una neumática avistada a unos 74 kilómetros al suroeste de Gran Tarajal, en la que viajaban 53 migrantes -cuatro niños, 13 mujeres y 36 varones- que fueron trasladados a Fuerteventura. La neumática salió del cabo Bojador, ahí enfrente, en el Sáhara ocupado ilegalmente por Marruecos...

España es frontera de la UE con el resto del mundo. Y Canarias, lo es, con el vecino continente africano. Frente a Fuerteventura, a los mismos kilómetros que está Gran Canaria, se encuentra el Sáhara. Ahí enfrente, en cabeza playa, a marea baja, puedes caminar kilómetros mar adentro, sobre la enorme plataforma del continente africano.

¿Cuántos migrantes irregulares hay y llegan a Fuerteventura? ¿Dónde se encuentran? ¿120 en el muelle de Puerto del Rosario? ¿120 en el Matorral? ¿700, 800, 1.000, en el hotel de Caleta Fuste? ¿Cuántos y en qué otros lugares se encuentran, al menos otro millar de migrantes? ¿Dónde están los numerosos contagiados de la isla?. Sabiéndolo, ¿Porqué no se perimetran los lugares contagiados?.

En 1683 y 84 una hambruna estuvo a punto de acabar con todos los majoreros y en 1721, son tantos los que huyen por el hambre que el Cabildo de Gran Canaria acuerda no admitir a más emigrantes de la isla. Y en 1769 y 70 y 71, hasta que el Rey ordena socorrer la isla con dos barcos de trigo. Aunque esto no evitó la muerte de muchos majoreros y que, otros muchos, «desembarcaran como langosta, en los puertos de Canaria, Tenerife, Palma y aún del Hierro. Era objeto que hacía gemir ver tantas personas mal vestidas, mendigando a ves el pan por las calles, plazas e iglesia». La misma Fuerteventura que fuera el granero de Canarias pero esquilmada por diezmos y quintos en los años buenos, era abandonada en los malos. Hoy también se repite en parte esta situación penosa. Con un turismo floreciente, por mor de esta pandemia, está a punto de la quiebra, si los gobiernos parecen esforzarse, en acabar con ella.

Vacunas, PCR, rastreos… son efectivos y necesarios, con un control, que la sociedad majorera, tiene derecho a saber. Vienen momentos muy, muy difíciles: La UE con menos de 500 millones de habitantes, los Estados Unidos con su tropa, La enorme Rusia/Siberia, aunque despoblada, los mil cuatrocientos millones de China, en continuo movimiento por el mundo, los otros tantos de países musulmanes… Canarias tiene mucho que hacer, para defenderse o incluso ayudar, antes de enviar una flota, con efecto llamada, para que gente abandonada y necesitada, sanos e infectados, gente buena o algunos terroristas, de toda África (incluso han llegado hasta asiáticos), pongan proa a estas islas tan desprotegidas.. El volcán de La Palma, pero también el volcán de Fuerteventura e incluso el volcán de la pobreza extrema, en muchos lugares de Las Palmas de Gran Canaria.

Salud y bien.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: