¡Ay del que escandalice a un niño…

Cercana ya la Navidad, con su colofón de Reyes, no puedo dejar de acordarme de Canet, Canet de Mar. El niño de Canet, está en la edad de jugar, de socializarse en el juego, pero encontrándose ya con enemigos, en una infancia, alejada de otros niños. Duro aprendizaje, con pocas garantías de éxito.

Los padres, héroes, pero arrastrando a su hijo en su heroísmo. Pienso en su trabajo: ¿Autónomos?, aislándose en su función y perdiendo recursos. ¿Asalariados? Difícil tarea, solos o en compañía.

Y, mientras tanto, no dejamos de ver en el pueblo, su cobardía y un Govern, vestido de rencor y odio, fantoche, a quien no le importan las leyes y, al Gobierno de España, que los cobija y financia.

¿Acción… Reacción…? A quién puede sorprender que, cada individuo, observe con indiferencia cualquier anuncio publicitario, leyendo las etiquetas de los productos, castigando la venta de los mismos, aunque condenando también, a más de la mitad de catalanes honestos.

Se fue la fábrica de automóviles Nissan… pero cuantos se fueron y se irán de Cataluña.

Feliz Navidad a esa sagrada familia de Canet y a los hombres de buena voluntad, que la defiendan.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: