Archivo mensual: agosto 2022

La perversión del Diálogo.

Platón (427 al 347 a.C.) define el diálogo como la forma más clara de la búsqueda de la verdad y la sabiduría. Los dialogantes, avanzan a buen ritmo, hacia el objetivo común.

Nada más alejado del diálogo, que la actitud constante, en la forma de gobernar, de Pedro Sánchez. El número de Decretos Leyes y su extensión (uno en 2020 llegó a las 252 páginas), ha pulverizado todos los récords.

Pedro Sánchez, solo ha establecido mesas de diálogo, con los golpistas y los que no ocultan su odio a España. Españoles, cuya inmensa mayoría, fuera de intereses partidistas, son normales, y que merced en parte, a una Ley Electoral injusta, se ven representados en el Congreso, por una mayoría del PSOE y una ensalada de partidos, con un denominador común: el quebranto de la Unidad de España y su Constitución.

El ninguneo de la Monarquía, el desprecio a la Bandera, el olvido y manipulación de nuestra Historia, el constante intento del dominio sobre los Jueces, el insulto y acoso a la Oposición, nunca es diálogo, sino avanzar a buen ritmo, hacia el objetivo, del dominio absoluto del ciudadano.

El Covid-19, la Guerra de Ucrania, Volcanes e Incendios, serán siempre disculpas, para intentar tapar o disimular, el enorme crecimiento de la Deuda (el mayor de la UE), la Inflación desbocada (la Más alta de la UE), el número de Ministerios, con sus Secretarios de Estado, sus miles de Cargos de Confianza, de Expertos… para enumerarlos todos necesitaríamos una gran enciclopedia: Diputados y Senadores 616, Parlamentario Autonómicos 1.248, Diputados Provinciales 1.031 con sus 970 cargos de confianza, Cabildos, Mancomunidades… todos o la inmensa mayoría, tirando del Gasto Público y el Gobierno subiendo impuestos sobre todo; y dejándolos subir con la inflación; y animando a los Sindicatos, a que se manifiesten contra Autónomos y Pymes, disfrazándoles de Gran Patronal.

Ni los cientos de millones de publicidad, ni el dominio de la televisión y radio públicas, ni la presencia constante, en un año electoral, podrán tapar y cubrir, la pobreza desnuda del ciudadano español. En un 2023 que se adivina tormentoso, solo un cambio de Gobierno, nos puede dar alguna esperanza.

Pero no deberíamos permitir nunca, que ni un solo diputado, soslayara el juramento, de observar la Constitución y menos un Ministro.

Acabando el verano, os deseo felicidad.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: