Uncategorized

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

18 de Abril de 2020, en cuarentena. En solo tres días, una tendenciosa encuesta, manifiesta nuestro devenir, si esta situación no cambia drásticamente. El Estado de Alarma, a falta de mascarillas, quiere poner mordaza, a todo lo que no dimane de la verdad absoluta, que atesora solo el Gobierno. La política y la deriva de este Gobierno, sabemos como discurre ahora, con el recuento de víctimas, solo las estimadas y con los cauces que ellos establecen, cuando ya muchas Autonomías elevan al doble los fallecidos, con datos reales de Juzgados y del Registro Civil. Ya ayer, hubo un encuentro de nuestro Presidente, con varios grupos parlamentarios que no condujo a nada. Sobran ya las palabras y las continuas comparecencias en las televisiones, cuando el discurrir de la vida cautiva, y de la muerte cercana, se pasea por nuestras calles y plazas.

En Abril de 2010, una Agencia de calificación de riesgo, tachó la deuda griega de bono basura. El Gobierno Griego, ante la imposibilidad de financiación, solicitó de Europa, un rescate financiero y la eurozona le prestó una ayuda, en principio, de 110.000 millones de euros que fueron aportados por el FMI, el BCE y algunos países de la UE, entre ellos España (9.794 millones), estos fondos, llevaban como garantía, un plan de ajuste económico: Fuerte recorte en el gasto y el empleo del sector público, además de una subida de impuestos. Inmediatamente se genera una crisis del Gobierno, llegando hasta tres rescates de la UE. Cuando finaliza 2014 ya hay un derrumbe en los servicios públicos, el 26% de la población está en desempleo y 2,5 millones de griegos están bajo el umbral de la pobreza, entre los cuales se cuenta el 45% de los jubilados y pensionistas y, otros 3,8 millones con inminente riesgo de caer en ese pozo. (Necesario es recordar que Grecia tenía 10.701.460 habitantes).

Sobre este negro panorama, el volumen de la deuda aplastaba el país, superando en un 13,4% al PIB.

Más medidas inmediatas: Congelación, al menos durante tres años, de los salarios de los funcionarios y la supresión de las pagas extras. Y lo mismo los Pensionistas. Se pretendía también reducir el número de los municipios y otras entidades. Todas estas medidas, desembocaron en una gigantesca protesta social, con huelgas generales y la huida del capital, El primer ministro Papandreu, socialista PASOK ofreció crear un Gobierno de Unidad Nacional… A esta catástrofe Grecia fue llevada por varios Gobiernos de derechas e izquierdas, pero con denominadores comunes: La mentira (mintieron en todos los datos para entrar en la UE), la corrupción y el despilfarro.

España, desde hace muchos años, estaba en el grupo de los escasamente fiables, PIIGS, con Portugal, Irlanda, Italia y la propia Grecia. De él han salido ya Portugal (envidiable su acción contra el corona virus) e Irlanda.

¿Y cual es la situación de España?. Cabe la esperanza, pero para salir de la crítica situación en que estamos, es necesario observar nuestro mapa económico, pero sobre todo político: Tachados de fascistas y ultraderechas, VOX, analizándolo bien, es un partido fundamentalista de la Ley y la Constitución; El PP, despojado ya de la corrupción, partido de centro derecha, que respeta la Ley y la Constitución; El PSOE, no es el de Felipe González, ahora es (nación de naciones), núcleo diluido en el PSC, PSV, etc… ya se le han caído la O de obrero y la E de español; Ciudadanos, era, pero por culpa de sus antiguos dirigentes, es solo una sombra en el centro; y a la izquierda, de Pedro Sánchez (quiero creer que no del PSOE) apoyándole, o gobernado con él, partidos que desprecian la Constitución y con quién se va a volver a reunir en una mesa de diálogo, Comunistas que no asumen nuestra Constitución de hoy, sobre todo en el reconocimiento de la Monarquía actual; Partidos generados por el terrorismo etarra…

Sinceramente, tenemos todos los mimbres para esperar lo peor. ¿Cómo se puede cambiar?

No vale esparcir culpas y diluir la responsabilidad del Gobierno. Del Gobierno se espera responsabilidad y veracidad. Después de esas premisas obligatorias, sería más fácil que tuviera la generosidad de tender la mano a la oposición, mano tendida, no puño cerrado dispuesto a golpear. Y si fueran audaces, un nuevo Gobierno de Concentración Nacional, soltando lastre, si es necesario, de todos los que no respetan ni acatan: Bandera, Ley y Constitución, porque es el resumen necesario y único fin que nos sacará de esta grave enfermedad política, a la que ha llegado, y agravado, el corona virus. Y, de cara a Europa, no sería mala señal, reducir a la mitad los Ministerios prescindibles, con su cohorte de despachos y mamandurrias.

Salud y quédense en casa.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

España en cuarentena: Salud y Economía.

Hoy, 15 de Abril de 2020, acabo de presenciar, la primera sesión de control al Gobierno, desde el 26 de Febrero. Las interpelaciones y preguntas de la oposición, con manifestaciones ciertas, de que ocupamos el primer lugar del mundo, en relación a nuestra población, en contagio y fallecimiento de sanitarios, y en contagio y fallecimiento de la misma población; sobre la desprotección, primero de los sanitarios, después de los Cuerpos y Fuerzas del Estado y también de los ciudadanos en general, incluso de los que el lunes, se incorporaron al trabajo: Test, guantes, mascarillas… han llegado tarde, o aún no han llegado. No se puede pontificar y pedir unión, cuando se ningunea a la mitad de la Cámara, desde un Gobierno que, en algunos de sus componentes, desprecia la Constitución y al Jefe del Estado, aunque el señor Iglesias, invoque esa misma Constitución que no admite, en este mismo Pleno, contra los Partidos que no están con ellos. El Corona Virus, está dejando mucho dolor, en la sociedad española, pero, al mismo tiempo…

El FMI, declaró ayer, que la pandemia tendrá unos efectos devastadores, con un descenso del 3% del PIB mundial, pero que alcanzará en España, el 8%. Y el paro el 20,8%. Estas estimaciones, que no tendrían que ser forzosamente ciertas, a mí me parecen ajustadas, y pueden ser peores.

El PIB de España, en estos momentos, es de un billón doscientos cuarenta y cinco mil millones de euros, el Consumo es el factor más importante de dicho PIB, significando en España el 67,4% solo pensando en la bajada de éste, con el enorme número de parados, la desaparición de cerca de un millón de Autónomos y muchísimas PYMES, sabemos que quizás sean peores los resultados; La Inversión, el segundo componente del PIB, gravemente resentida; El Gasto Público es una incógnita; y el último factor Exportación menos Importación, mejor no hablar.

Trabajadores de la Industria se incorporaron al trabajo el Lunes. Todo el mundo sabe como van a ser operativas las fábricas de coches, por ejemplo.

Y en la Hostelería: Parón total. La hostelería supone casi el 13% del PIB, en España, pero en Canarias el 30%, y en Fuerteventura el 65%. El año pasado, visitaron España 85 millones de turistas, que también consumen. ¿Mañana van a abrir los hoteles?. Ni mañana, ni pasado. En Septiembre, más de la mitad de los hoteles cierran hasta la Semana Santa, y algunos de ellos sobrevivían ese parón con el Inserso. No es el caso de Canarias, que la temporada alta comienza en Octubre. Pero cojamos un hotel cualquiera, ¿Quién quiere y puede abrir en Junio? Imposible, abriría para preparar el Hotel y comenzar a vender las plazas en un mercado en su inmensa mayoría exterior. Ingleses y Alemanes, nuestros principales clientes, tendrán que estar sanos y querer venir…

Mejor no hablar de la deuda: un billón cuatrocientos sesenta mil millones de euros la real, un billón doscientos treinta y cinco mil, si quitamos las empresas públicas, etc… ¿Por qué Europa no quiere diluir esa deuda en euro bonos?. Estamos también en el furgón de cola con Italia.

No lo que va a venir, lo que tenemos ya es una situación catastrófica, y lo que menos le importa al ciudadano, es si son churras o merinas, el ciudadano espera un Gobierno honrado y fuerte, no el presente con una hiperinflación de Ministerios creados para satisfacer y coser un Gobierno débil, sostenido por movimientos independentistas, y otros que no acatan la Constitución. La Constitución se puede cambiar, pero mientras tanto es Ley.

La inmensa mayoría de los ciudadanos, solo pretenden seguridad y unión, entre los políticos nobles. Los que no lo sean, deberían estar en el gallinero del hemiciclo, no gobernando. Y nuestro Presidente no puede ningunear a la oposición, que se entera por los medios de comunicación, que va a hablar con ellos y cuando.

Es ciertamente difícil cambiar la situación actual pero por el bien de todos, pónganse de acuerdo, porque la tormenta que viene, ya la definió Churchill: «Sangre, sudor y lágrimas».

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Cuarentena Campo de Montiel: Villamanrique.

«Recuerde el alma dormida

avive el seso y despierte

contemplando

como se pasa la vida

como se viene la muerte,

tan callando…

Estas Coplas de Jorge Manrique, a la muerte de su padre Don Rodrigo, acaecida el 11 de noviembre de 1476, y publicadas en 1501, acompañaron nuestros estudios juveniles, sobre los comienzos de la Literatura Española.

Esta villa se nombra y dice Villamanrique porque la hizo villa don Rodrigo Manrique, maestre de Santiago; llamóse ante Belmontejo de la Sierra porque está en la falda de sierra Morena. Es de la orden de Santiago, en la provincia del Campo de Montiel, en el reino de Toledo.

Es tierra sana, Tiene trescientas y cincuenta casas y habrá cuatrocientos vecinos y los treinta moriscos del reino de Granada. Son casi todos los vecinos labradores y habrá veinte casas de hijosdalgo.

Es lugar pasajero del reino de Valencia al reino de Granada y Andalucía y de la Mancha y priorazgo de San Juan para Granada y para la Corte y reino de Toledo y que acude mucha gente a pasar por él que es como puerto.

Señala las Relaciones que a Villanueva de los Infantes hay tres leguas grandes y a Chiclana (ya en la provincia de Jaén), cinco leguas.

En la cuenca del Guadalquivir, era paso natural entre la meseta y el valle de dicho río, y seguramente, fue habitado desde muy antiguo.

Jorge Manrique habitó en el cercano castillo de Montizón.

Llegó a tener una población máxima de 3.526 habitantes y, en 1940, aún contaba con 3.361, pero, como casi todos los pueblos del Campo de Montiel, se ha despoblado demasiado.

Hoy es un pueblo sencillo, acogedor, con 850 metros de altitud, y sus 1.180 habitantes, viven bien y de una manera sencilla, sobre una superficie considerable, de 370 kilómetros cuadrados. La Iglesia del Renacimiento, destaca por su portada y precioso interior. Y, como no, cerca se halla, el castillo de Montizón, donde habitara Jorge Manrique.

Aún en casa, salud y que la cuarentena no pase de cuarenta días.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Viernes Santo, en Soledad: Campo de Criptana.

El año 1950 fue el primer hito de mi memoria escrita. Había cumplido en Mayo los seis años, y en un otoño incipiente, me acompañó mi madre, desde la calle Alto número 2, a la escuela del cerro de la Virgen de la Paz, que se había inaugurado el 25 de abril, de este mismo año, también como unitaria de niñas. De Don José María, mi maestro, guardo aún viva en la memoria, su entrañable bondad.

Pero mucho antes, mi madre que cosía muy bien, se ocupaba en la confección de un traje de nazareno que al fin vestía en la procesión del Viernes Santo del 7 de Abril, en un frío amanecer, encabezando la fila verdiblanca de los cofrades del Cristo de la Expiración. Aún rememoro las notas tristes de la banda, silenciando por momentos, el seco redoble de los tambores, y el cansancio sin pesar, de las largas horas caminando, asomándome y mirando, a través de las aberturas del capirote, las filas de rostros tristes, sobre las aceras oscuras….

Y, después de siete años de ausencia, en una juventud desconocida, de inquietud y desesperanza, escribía a los 17 años, sobre la Semana Santa de 1961…

¡Primavera! ¿Has vuelto?

Hay nuevos brotes en los viejos árboles, y sin embargo, mi fe ha muerto con tu llegada.

Cuando se levantan pesadas cruces en el calvario y, una procesión de carátulas, marcha hacia él, a hombros de redobles y trompetas, mis ojos suben hacia lo alto, sin descubrir nada.

¡Que marco tan estrecho! Llueve sin cesar y mi espíritu está aterido. Llueve sin cesar sobre Jerusalén.

Todos cubiertos con capirotes de payaso, pero yo estoy desnudo.

– Desnudo porque quieres. Ponte la máscara y verás un pasillo largo pero enfilado hacia Dios. Ponte la Máscara, y aunque lo pretendas, no podrás mirar a los lados del camino.

Estoy desnudo y solo. Dicen que un Nazareno lleva la verdad a cuestas, pero él no me ha mirado.

Llueve sobre Jerusalén y la tierra se abre, aún sedienta. Y los cielos rasgan, en hilachas de luz, sus moradas túnicas.

En cualquier calleja cristiana, al amanecer, penderá de una horca, un judas de trapo.

En la calle Soledad, de Campo de Criptana, a 10 de Abril de 2020, en casa.

(En mis libros Servilletas de papel y La Mancha de don Quijote I).

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Semana Santa en casa: Campo de Criptana.

Del baúl de mis recuerdos custodiado por mi madre, rescato mis vivencias escritas, de esta semana extraordinaria, recuerdos de los primeros años de los cincuenta…

Hay un juego de luces y estrellas, en el manto negro de una noche despejada. Luces vacilantes en manos firmes. Estrellas firmes, en manos de vírgenes vacilantes.

Vírgenes de moradas túnicas, de coronas plateadas, de dorados puñales en el pecho.

Cristos desnudos.

Es la Semana Santa de Castilla. Sencilla y austera, pero con un sello muy peculiar, al hacerse criptanense. Porque Campo de Criptana, pueblo español y manchego, Criptana, la de los blancos molinos, la de los inmaculados caseríos, se viste, estos días, con lienzo de cruz solitaria.

Todo ha pasado ya. El sol me envía, por el ventanal abierto, sus últimos rayos. Los chicos en la calle, juegan aún a procesiones, con sus cruces sencillas y sus andas de palo. Sin espectadores, ni emociones, ellos pasan con sus latas, bien amarradas, remedando tambores romanos, marcando un paso irregular.

Anochece y el mundo mágico de los niños se apaga. Luna llena y estrellas. Quietud, paz. Soledad y silencio.

Miro hacia la Sierra. Los molinos de Criptana no andan. No andan porque disonarían en esta soledad dulce. No andan, porque están aún sujetos en el mágico influjo que un mago les infundiera. No andan porque son eternos y un día, fueron mutilados por una lanza valerosa. No andan y, sin embargo, están aquí como relojes parados, marcando el tic tac de la vida de un pueblo sencillo y transparente.

Jueves Santo, 09 de Abril de 2020, salud y quédense aún en casa.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Cuarentena: Semana Santa de pasión y gloria.

Se adelantó ayer, la Luna llena, rosada, del plenilunio, por ser año bisiesto. El día y la noche no favorecían su visión en Campo de Criptana, pero aún así, la vi alzarse al anochecer, justo en el centro de mi campo de visión, un poco a la derecha de la torre de la Iglesia…,

El desierto se despertaba, muy lentamente, durante horas: Dos broncos rebuznos, pasionalmente entrecortados. Cien cantos de gallos, de apenas cuatro notas cortas. Las imprecisas sombras… Los cantos largos, monótonos del muecín, hasta dos veces… Las imprecisas sombras, delimitando ya, los contornos difusos de la jaima. Los colores: un cuadrado blanco, la breve estela verde de la cinta de bienvenida, los globos de colores. El aire seco y frío de las seis de la mañana, en el exterior… Pero aún falta mucho tiempo, para que el calor, el espantoso calor, llegue.

Mi jaima, la jaima de Salma Embareh, se encuentra en el extremo este de la Wilaya de Ausserd. Fue la primera que saludó la Luna, la redonda Luna del Jueves Santo, a las nueve de la noche. Desde ella espera, paciente, al despiadado sol.

Ya se asoma éste, enorme, en el horizonte preciso. Ya se eleva poderoso. Ya barre, con su escoba de fuego, el campo inmenso… Muy pronto, nos obligará a todos, a buscar el cobijo de la jaima.

Miércoles Santo, 8 de Abril de 2020, en un Campo de Criptana, ausente de sus bellísimas procesiones. Deseo que con salud, sigamos en nuestras casas.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Cuarentena en el desierto: HAFUDI.

Martes Santo, 07 de Abril de 2020, en mi retiro de Campo de Criptana. Son la 9 de la mañana, y sobre los tejados húmedos, caen las campanadas del carillón del Ayuntamiento, en un día gris que amenaza lluvia….

Hafudi, apenas cuenta cuatro años. Hijo de Detya, tiene la cara redonda y una risa siempre abierta, sembrada con los blancos piñones de sus dientes.

A Hafudi siempre lo vi descalzo, parecía no sentir el fuego del suelo. Me lo izaron, en la despedida, al camión, y lo bañé con mis lágrimas, en mi último abrazo.

– ¿Qué hace Hafudi?

Hafudi se está comiendo las breves hojas del arbusto espinoso. Las pruebo yo mismo y están buenas.

¿Dónde esta Hafudi?

Hafudi, con pedradas certeras, agrupa hasta quince camellos, que lo miran, despreciativos, desde su jorobada altura.

Más tarde, Hafudi, en la jaima, mira durante horas con sus ojos, inmensamente abiertos, a los mayores, hablando en un idioma que, por desgracia, aún no conozco.

Hafudi quiere participar en todos los bailes, se agarra a todas las melfas de las mujeres y rueda siempre, amada pelota de carne, por el blando piso de la jaima.

Hafudi, será siempre la herida abierta que, el destierro del pueblo saharaui, dejó en mi corazón.

Que os sea leve la cuarentena, y manténganse con salud y en casa.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Cuarentena, Auserd: Del perro que no sabía ladrar.

Ya, ayer al alba, junto a los de más sonidos, me había parecido oir el asomo de un ladrido. Se lo comenté, más tarde, a Brahim Salá:

– ¿Existe la posibilidad de que haya oído el ladrido de un perro?

Me respondió afirmativamente. Se trataba de una perra que no sabía ladrar. Se acostumbró, de cachorro, a salir en compañía de un burro y, cuando éste se estremecía en temblorosos rebuznos, la perra intentaba envidiosa, acompañarle.

Hafudi, me dijo después, que se llamaba Linda.

De mi libro Servilletas de papel.

Aún no salimos de casa. Salud y sean felices.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Domingo de Ramos en cuarentena: AUSERD.

05 de Abril del 2020, son las nueve de la mañana y el sol penetra con fuerza, a través del amplio ventanal, de la casa que habito, en Campo de Criptana. Desde mi altura, observo los molinos parados, la torre de la Iglesia y, más a la derecha, el humo de alguna torre de las muchas bodegas, que nos adelanta, el verdor de los campos desperezándose aún. Comienza una Semana Santa atípica, en este pueblo, tan fiel a sus ritos y procesiones.

Hace ya muchos años, era al anochecer, tomaba yo un vuelo. que me llevaría del aeropuerto de Gando en Gran Canaria, al de Tinduf en Argelia. El vuelo, debería haber salido el pasado viernes, pero fueron retrasándolo, hasta esta fecha y hora, del domingo. Yo que venía de Fuerteventura, tuve que esperar en un hotel de Las Palmas. a que me avisaran.

El vuelo de Air Algérie se había retrasado por motivos de seguridad. En Tinduf, me recogió un camión, junto a otros pasajeros, y yo llegaba a las dos de la madrugada, aterido del frío soportado en la caja del camión, a la Wilaya de Auserd, dónde ya se interesaba por mí, Salma Embareh, una mujer robusta, agraciada y decidida. Enseguida me llevó a su jaima, dónde, ya había no menos de treinta personas, casi todas mujeres, y me situó encima de un catafalco, en medio de todas, dónde me llovían las preguntas siempre repetidas: está bien, estás bien y yo, al poco tiempo, también repetía incansable: estoy cansado, estoy bien… cansado, mientras la mente me representaba mi cadáver insepulto, y expuesto a todas las miradas. Creo que serían pasadas las tres de la mañana, cuando me ubicaron sobre una alfombra, en un lateral de la tienda, me cubrieron con una manta y yo, en mi duermevela, sentía como levantaban ésta, y me rociaban de perfume.

Amanece muy pronto en el desierto y el frío nocturno se transformará en un calor espantoso. Pero eso ya será mañana.

Manténganse en casa y sean felices.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

04 de Abril 2020, Cuarentena: La Cueva de Montesinos.

No creo que sea mal decisión, trasladarnos de nuestra actual prisión doméstica, impuesta por el coronavirus, a ese lugar recóndito, tenebroso, pero que la mente del Caballero, lo hace inolvidable. Nuestra propia cueva de encierro actual, estoy seguro, la estáis transformando, en lugar de comunión con la familia, y gran escenario de recuerdos gratos.

Azorín, es conducido a lomos de rocines infames, hasta la Cueva de Montesinos. por sendas borrosas trazadas sobre lentiscos, chaparros y atochares…

Estas sendas -le dice el guía- son sendas perdiceras y hay que sacarlas por conjetura.

«Dios os lo perdone, amigos, que me habéis quitado de la más sabrosa y agradable vista que ningún humano ha visto ni pasado». Aseguraba don Quijote, cuando fue sacado de la caverna.

«La llevé a la Cueva de Montesinos, con la secreta esperanza, de que junto al agua de su fondo, en las tinieblas, en aquel ambiente de viejas fábulas, se revolviera un momento la faltriquera de su pensadero, se removieran un poco las frías hojas de su espíritu y diesen señal nueva», (Francisco García Pavón, de Tomelloso).

Llegué a las doce de la mañana. Hace mucho calor. Un viejo, en una barraca de madera, dedicada a bar, cerrado, mira sin querer, la luz intensa de la mañana. Me dice que hay una excursión en la cueva. A los quince minutos, comienzan a subir, cansados, los pacientes de un psiquiátrico. Juan les va alargando una bolsa de comida, a cada uno de los que llegan. Yo bajo por la vereda, y me encuentro enseguida, en la entrada del agujero, a la guía Matilde Sevilla. Se presta a acompañarme, aunque estoy solo, tras manifestarle mis intenciones.

– Vengo, con el único propósito, de suicidarme en este lugar.

– ¿Cómo?

– Sí, voy a escribir un libro sobre el Quijote, pero no lo dejaré morir en la cama. Morirá aquí…

La cueva, en tiempos de Cervantes, estaba llena de cambroneras, cabrahigos, de zarzas y malezas, tan espesas e intrincadas que todo lo cegaban. De ello, solo queda hoy una limpia y raquítica entrada.

Matilde me pone una redecilla en la cabeza y, sobre ella, un casco. Me da también una linterna, con la pila casi agotada, por lo que me guío por la propia de Matilde. Se agradece la fresca humedad de la cueva, después del sofocante calor que reina en el exterior. Unos pocos escalones, nos introducen en el recinto. Estalactitas vivas, en formación, gotean pausadamente, sobre el húmedo suelo. Después de recorrer el camino ordinario de los turistas, la guía me conduce hasta el final de la cueva, Un tajo, en un lateral del suelo, nos descubre una corriente de agua, silenciosa y verde.

– Hay veces que el agua ha subido dos metros más -me indica Matilde.

Apaga la linterna y observamos como penetra, al fondo, la luz natural del exterior iluminando la escalera. Barre con la linterna el techo de la cueva, donde reposan imágenes terrosas, que semejan las siluetas de don Quijote, Sancho y Dulcinea. El transcurso del tiempo, habrá influido enormemente en la estructura del recinto. Murciélagos los hay, pero esquivan el horario diferente del turista.

Al salir, me doy dos veces en el techo y comprendo la utilidad del casco que me ha proporcionado. Considero que dejaré por ahora la idea del suicidio y vuelvo a la vida. Vida, que aquí en el exterior, sigue igual, con un calor propio de Agosto, el sol reverbera y el aire se torna sucio. La carretera oprimida por el calor, está desierta. Me despido de Matilde que me proporciona su número de teléfono.

Vuelvo al atardecer, cuando las sombras van invadiendo la soledad del lugar. El Hidalgo Manchego, antes de bajar a la gruta, dejó las armas y el rocín al cuidado del escudero. Solo la soga le unía al mundo exterior y ésta se soltó rompiéndole el vínculo a la vida, mientras estallaba su imaginación sin ataduras. ¿Sueño o realidad? ¿Murió frustrado don Quijote en la cama, o ya se había abandonado aquí, en su otro reino más querido?. Lo ignoro. Pero si él no pudo, yo cansado de bregar, elijo este sitio para morir.

En el primer lugar que topé saliendo de Roncesvalles eché un poco de sal en vuestro corazón, porque no oliese mal, y fuese si no fresco, a lo menos amojamado, a la presencia de la señora Balerma; la cual, con vos, y conmigo, y con Guadiana vuestro escudero, y con la dueña Ruidera, y sus siete hijas y dos sobrinas, y con otros muchos de vuestros conocidos y amigos, nos tiene aquí encantados el sabio Merlín ha muchos años…»

«… Unas nuevas os quiero dar ahora. Sabéis que tenéis aquí en vuestra presencia aquel don Quijote de la Mancha... por cuyo medio y favor podría ser que nosotros fuésemos desencantados…»

Mañana, cuando lleguen las primeras claridades y los primeros sonidos, saldrán despavoridos los murciélagos y llegarán los turistas, encontrando a un hombre muerto, de cuyo nombre no quiero acordarme, que ya lo fue en vida. Y la guía, alumbrará con su linterna, una nueva silueta, sobre el techo, que acompañará ya, para siempre, a las de Dulcinea, Sancho y don Quijote.

En una noche calurosa del mes de Agosto, me estoy tomando unas cervezas en la plaza de Campo de Criptana. A mis espaldas, Cervantes, dormita sentado sobre su pedestal. Aquí las horas caen sin sentirlas. Una mano me toca en el hombro:

– ¡Don Antonio!.

– Hola Dani.

Dani está en una mesa cercana, con su mujer y unos amigos. Ellos fueron compañeros de mi hijo Toni en el bachillerato.

– Dudaba que fuera usted, pues me dijo su hijo que se suicidó en la Cueva de Montesinos.

– Y de hecho, virtualmente lo hice -le contesté- pero no podía faltar a mi palabra y obligación de seguir bastante tiempo visitando y relatando los lugares de esa Mancha nuestra que también lo es de don Quijote. De cualquier forma, no me delates.

Salud y permanezcan en casa, y espero que sea por poco tiempo.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: