Las Navas de Tolosa/Vox.

El día 17 de Junio de 1212, se da el golpe, casi definitivo, al poder musulmán, en la Península Ibérica. Creo que fue más importante, que la conquista de Granada, en 1492, por los Reyes Católicos. Con la victoria en Las Navas de Tolosa, por las tropas españolas, se establecen fronteras fijas, en Sierra Morena, y se comienza, la definitiva y lenta repoblación, de las tierras manchegas.

Los Reyes de entonces, no estaban sujetos a un trono, sino que lo aseguraban en el campo de batalla. En ésta que nos ocupa, Alfonso VIII, rey de Castilla, el rey Sancho el Fuerte de Navarra (con su impresionante físico de 2,23 metros de altura, y Pedro II de Aragón, (acompañado por los obispos de Barcelona y Tarragona), se unen en la primera vertebración de una España fuerte. Los Reyes arriesgaban su vida. En 1108, Alfonso VI de Castilla y León (“el Bravo”), ya con 68 años (murió un año después en 1109), y convaleciente de las heridas recibidas en la batalla de Salatrices, envía a su único hijo y heredero, Sancho Alfonsez, un jovencísmo adolescente, que ni siquiera sabía montar bien a caballo, a la batalla de Uclés, dónde murió, con los siete condes que le acompañaban.

¿Los obispos…? El arzobispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada, predica por toda Europa la cruzada y vuelve y se incorpora a la batalla, con los obispos de Narbona, Nantes y Burdeos. Pero también con los obispos de Castilla, Palencia, Sigüenza, Osuna, Plasencia, Ávila y Burgos, además de los obispos de Barcelona y Tarragona.

¿Las Órdenes Militares…? Solo debían obediencia al Papa y eran monjes guerreros temibles. En la misma batalla: Pedro Arias por la Orden de Santiago, Gómez Ramírez, del Temple; Gutiérrez Armíllez, del Hospital; y Rodrigo Díaz de Yanguas, de Calatrava. Pedro Arias murió en la batalla.

¿Las Órdenes Religiosas…?  Ese mismo año 1212 Francisco de Asís funda la Orden Franciscana de mujeres (un año antes fundó la de varones); su función principal: Pobreza y Caridad. En 1193 se fundó la Orden de los Trinitarios, (Redención de Cautivos), como los Mercedarios; … Carmelitas… Dominicos… Todos juraban tres votos: Obediencia, Castidad y Pobreza. Hay un voto que es muy difícil de cumplir: la pobreza. En 1562 Teresa de Jesús y Juan de Ávila fundan los carmelitas descalzos… en 1599 Juan Bautista de la Concepción funda los trinitarios descalzos… los franciscanos tienden a convertirse en descalzos y capuchinos… Es acabar con las corruptelas y volver a las primigenias virtudes.

Estoy plenamente convencido, que la democracia es el mejor sistema. No lo hemos inventado nosotros. Hay que releer a los clásicos griegos, de hace más de dos mil años. Pero la democracia en sí, es un camino siempre mejorable. Y tiene un gran inconveniente: Que, aprovechándose del voto, se coloquen en la cúspide, personas poco capaces y, en muchos casos inmorales y corruptos. Se ha pasado de jurar ante un crucifijo o una biblia, a prometer “por mi conciencia y honor”, cuando muchos de los que prometen, y lo han demostrado, no tiene ni honor ni conciencia. Hay un profundo hartazgo y frustración, en la sociedad española, que observa, que muchos políticos, tienen como único fin, servirse y no servir. Si la cajera de un gran supermercado, distrae 50 euros, irá a la calle y tendrá difícil colocación posterior. Pero la inmensa mayoría de los ciudadanos, son limpios y honrados, y no me lo cuentan, lo he vivido yo, en mi largas experiencias laborales. Pero la política…? Las tres cuartas partes de los Juzgados, están ocupados por las corrupciones políticas. Juicios, cuyos encausados, mueren o envejecen durante las causas. Y que no me lo cuenten. La corrupción me ha costado, a lo largo de mi vida, tres importantes trabajos, y de mi escasa actividad política, nunca podré hablar bien, de lo que he visto, y nunca he querido compartir.

Hoy es el día de los enamorados. Ayer mismo, escuchaba a Ana Oramas, la Diputada canaria, y coincidía en casi todo, con su exposición, repetida en el Congreso de los Diputados, pero tengo que discrepar, profundamente, con su apreciación manifestada sobre VOX. Cuando los Partidos, no sirven al pueblo. Cuando los partidos se corrompen. Cuando algunos incluso, tienen en su ADN el odio a España y su desvertebración, es necesario un Partido descalzo, que vuelva la mirada a los orígenes. España tiene una historia inigualable. Tiene un idioma hablado por 500 millones de españoles. Tiene unos pueblos ¿autonomías? bellísimos, trabajadores. Pero el ciudadano de a pie, no es el encargado del orden, sino su Gobierno delegado. Da por hecho, que cualquier diputado del Congreso, nos representa a todos, y es el Gobierno el obligado a esa exigencia. La bandera, nuestra bandera, ¿es facha?. La defensa de nuestros símbolos ¿es facha?, la defensa de la paz y de nuestras fronteras, que son también fronteras de la Unión, ¿es facha?.

Los frailes descalzos fueron mirados con recelo por sus propios compañeros de Orden.

Dejemos solos a los que buscan su propio beneficio o sus banderas excluyentes. Hay mucho trabajo por hacer todos unidos. Que vuelvan los políticos “descalzos” y con la mirada limpia.

Antonio Olmedo Manzanares.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: