El pueblo que no es pueblo: COSTA CALMA.

Desde 1978, siendo administrador y contable general del Hotel los Gorriones, frecuentaba la Taberna Costa Calma, que era lo único que existía, en ese enclave privilegiado.

A comienzos de los 80, Gregorio Pérez (padre), que frecuentaba también la Taberna y el Hotel, adquirió la mayor parte de los terrenos de Cañada del Río y Costa Calma y, como era preceptivo, cedió al Ayuntamiento de Pájara, más del 10% del aprovechamiento medio, para las dotaciones precisas: de urbanización, educacionales, de sanidad, de policía, de ocio… que todo pueblo necesita.

La Corporación de Pájara, vendió todos esos terrenos públicos, al mismo Gregorio Pérez, siendo Alcalde Ignacio Perdomo.

El empresario, sobre una mesa, se limitó a parcelar según la cantidad de metros, de mil, cinco mil, treinta mil, y una persona que adquiría una parcela de mil metros para su casa, lo hacía muchas veces, sobre 250 o 500 metros, y vendía el resto.

En mi extensa moción, con informes técnicos y jurídicos irreprochables, se llegaba a la conclusión de que, prácticamente todos los Hoteles y Locales, estaban en una alegalidad manifiesta, y de la dificultad de efectuar la urbanización, ya que, en algunos casos, un mismo bien, había tenido hasta cinco transmisiones patrimoniales. Mi sorpresa es, que esta moción llevada por mí a Pleno, fue aprobado por unanimidad, es decir por los 17 miembros de la Corporación, incluido el Alcalde actual Rafael Perdomo, quizás porque el destrozo, partió de Asamblea Majorera.

Esta es la historia y nacimiento de una población de 4.938 habitantes, olvidada y despreciada, por un Ayuntamiento.

De los 8.129 Ayuntamientos que existen en España, 4.979 tienen menos de mil habitantes y 1.222 menos de 100. Conozco muy bien toda España y, en mi último libro sobre La Mancha del Quijote, más de la mitad de los pueblos que figuran en él, tienen menos habitantes que Costa Calma. Hasta en los menores de 100 habitantes, hay una plaza, una Iglesia y un Ayuntamiento. El último Ayuntamiento creado en Canarias, El Pinar del Hierro, se fundó en 2007 y tiene 1.825 habitantes.

Pero Costa Calma que no es ciudad, ni villa, ni pueblo, es con mucho el más joven de todos y da grima observar, como mujeres se desplazan todos los días, en la güagüa, para trabajar en el Castillo.

El próximo tren pasa por Costa Calma en las elecciones de Mayo, después, si no ordenáis vuestro voto, os esperan otros cuatro años de desidia y abandono. Verdaderamente, lo siento.

Antonio Olmedo Manzanares.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: